Cómo tragar las pastillas? Aquí están los métodos más eficaces!

0

Cómo tragar las pastillas? Aquí están los métodos más eficaces!¿Alguna vez te ha costado tomar una pastilla? Tanto niños como adultos pueden tener dificultades para tragar alguna cápsula, sobre todo si se trata de pastillas grandes. Pero, ¿por qué? La verdad es que todos son capaces de tragar pastillas grandes o pequeñas, siempre y cuando no exista alguna condición especial que impida la deglución de alimentos. Sin embargo, cuando se trata de tomar cápsulas, siempre existe una sensación de incomodidad que hace difícil tragarlas.

Para ayudarte a entender porqué sucede esto y qué métodos funcionan para tragar pastillas, hemos preparado este artículo sobre como tomar una pastilla y no desistir en el intento.

¿Cómo hacer para que un niño se tome una pastilla?

Cuando se habla de capsulas medicamentos o vitaminas, quienes peor lo pasan a la hora de tomarlos son los niños. Pero no se trata de alguna dificultad para tragar propia de la edad, pues se ha demostrado que los niños pueden ingerir objetos de gran tamaño por accidente (como es el caso de botones o monedas), por lo que una píldora no debería dar mayores problemas.

Sin embargo, muchos padres estarán de acuerdo en que hacer que los niños tomen cápsulas, casi siempre está lleno de problemas. Es por eso que tienden a elegir medicamentos en jarabe o en cápsulas masticables que facilitan la deglución. Pero, si bien esto es una solución al problema de tomar algún medicamento, lo cierto es que no es la mejor forma de abordar la situación.

Si un niño crece con la creencia de “no puedo tragar capsulas”, será un adulto que no sabrá como tomar pastillas. Es por eso que es tan importante hacer que los niños aprendan como tragar pastillas.

Trucos para que los niños tomen medicamentos

Antes de darle cualquier tableta o cápsula a los niños, lo más importante es asegurarse de que tengan la edad adecuada para tomar este tipo de medicamentos. Por lo general, suele ser después de los 4 años, pero siempre debes consultar a tu médico de confianza antes de que comiencen a ingerir cápsulas.

Una vez que tengas la aprobación de tu médico, puedes intentar alguna de estas técnicas para que los niños aprendan como tomar las pastillas:

Comer pan

Este es un consejo que puede funcionar también a personas adultas. Se trata de masticar un pedazo de pan, al punto de que ya sea necesario tragarlo, pero antes de hacerlo, introducir la cápsula en la boca y tragarla junto con el pan.

Dentro de un osito de goma

Los osos de goma son ideales para que los niños traguen las cápsulas, siempre y cuando no sean muy grandes. La idea aquí es meter la cápsula dentro del osito y hacer que los niños la traguen, sin masticarla. Si resulta complicado, siempre se puede tomar un poco de agua para ayudar a que el osito pase por la garganta. Este método ayuda a disimular el sabor de las pastillas.

Con miel

La miel ayuda a que la garganta no esté tan seca y sea más fácil la deglución. Para usar la miel, solo debes tomar una cucharada y colocar la tableta encima. Al tragarla, será como tomar un jarabe para la tos, sin que la tableta moleste en la garganta.

Practicar con caramelos

La mejor forma de que los niños aprendan a tomar sus pastillas solas o con agua, es practicando con caramelos pequeños. Hay golosinas con el tamaño justo de las cápsulas o pastillas, con las que los niños pueden practicar. Solo se debe procurar que la posición de la cabeza sea la correcta, para que pueda pasar con facilidad. Para ello, la cabeza debe echarse un poco hacia atrás, al momento de ingerir el caramelo.

La idea es que el proceso no sea estresante para ellos y puedan tragarlas poco a poco. También, al ver que mamá o papá toma sus medicinas (vitaminas o suplementos), se pueden sentir más motivados a hacerlo por ellos mismos.

¿Qué pasa si se mastica una pastilla?

Muchas personas creen que masticar un medicamento en pastilla, va a darles el mismo efecto que tragándolo. Pero lo cierto es que su efecto puede no ser el mismo. Aunque haya más dificultad en tragarlas, las medicinas son diseñadas para tener un efecto diferente, de acuerdo a su forma.

Entonces, al masticar una tableta, pueden ocurrir dos cosas: la primera es que el sabor resulte desagradable (más si se trata de una no masticable), por lo que se termine ingiriendo una mayor cantidad de agua al tragarla; lo segundo que puede ocurrir, es que pierda su efecto o este sea mucho más rápido que cuando se toma la tableta entera.

El diseño de las tabletas contiene un recubrimiento especial que inhibe la acción de sus componentes, para que se activen al ser digeridos en el estómago. Es por eso que al masticarlas se puede activar o perder este inhibidor, haciendo que el contenido de la tableta se pierda en su recorrido hacia el estómago.

En estos casos la recomendación es ingerir la medicina sin triturar, para que su efecto se mantenga inalterado. Si la deglución se hace difícil, lo recomendable es consultar siempre con el médico para saber si el tratamiento puede ser líquido o de otro tipo.

¿Cómo se diluye una pastilla?

Muchas píldoras adelgazantes, multivitaminas y hasta píldoras para la próstata, vienen en una presentación que permiten diluirlas en agua o en cualquier bebida. Suelen tener un efecto efervescente y están diseñadas justo para eso: para diluirse.

Este tipo de tratamientos solo deben añadirse a un vaso o una dosis específica de líquido, para disolverse y así hacer efecto en el organismo. No deben confundirse con otro tipo de tabletas que no son solubles en agua, pues lo que podría es perder su efecto o ralentizarse.

¿Cómo se deshacen las pastillas en el estómago?

2 Administrar la píldora directamente en la cavidad oral.

La rapidez con la que se deshace un comprimido dentro del estómago, depende de dos factores: su contenido y el material de elaboración. Si es un material blando, por lo general a base de gelatina, se disuelve más rápido que los fármacos más duros. Por lo que los fármacos o suplementos líquidos suelen absorberse mucho más rápido (como en el caso de los complejos de vitaminas o gotas para adelgazar).

Como el metabolismo no es el mismo en todas las personas, el proceso de absorción es más o menos rápido de acuerdo al tipo de persona. Sin embargo, estos comprimidos están hechos para deshacerse en un período corto que va de dos a tres horas, una vez que entra en contacto con la saliva y los ácidos estomacales.

El contenido se deshace dentro del estómago y pasa al torrente sanguíneo, de acuerdo al tipo de fármaco. También, dependiendo de la rapidez con la que se diluya, es posible que una parte sea desechada en las heces (que usualmente es lo que ocurre con el recubrimiento gelatinoso) y la otra parte pase a cumplir su función en el cuerpo.